Dos años sin salud universal en la Comunitat Valenciana y más de 700 personas sin atención sanitaria

El domingo 31 de agosto en la Plaza de la Virgen de Valencia centenares de personas reclamaron una asistencia sanitaria  universal para todos y todas sin ninguna distinción y la retira inmediata de una medida racista que vulnera los principios de no discriminación e igualdad de oportunidades de la Constitución, además del derecho a la asistencia sanitaria. Estas son las reivindicaciones de las personas y entidades que se concentraron para exigir el fin del ‘apartheid sanitario’ tras la aplicación del RDL16/2012 que reformaba los servicios de salud públicos en la Comunitat Valencia:

Las organizaciones sociales que forman la Mesa de Entidades en Solidaridad con los Inmigrantes, los profesionales sanitarios y más de 70 entidades que forman el Observatorio del Derecho a la Salud de la Comunidad Valenciana, denuncian y testimonian como se ha dejado de atender a más de 700 personas.

Entre ellas hay trasplantadas, mujeres embarazadas, personas de medicación crónica, (como los enfermos de VIH o enfermos mentales)  y en el límite de lo absurdo en estos dos años se le ha negado la asistencia médica a 79 menores, que en cualquier lugar del mundo deben contar con una protección especial.

Dos de cada tres casos corresponden a personas que no superan la barrera administrativa, no llegan a ser evaluados directamente por personal sanitario. La atención primaria es la que ha bloqueada por el Real Decreto lo que hace ineficaz la atención sanitaria y pone en riesgo la salud pública en su conjunto.

La exigencia de firma de un compromiso de pago previo a la asistencia y la facturación, sigue siendo un elemento disuasorio para algunos pacientes.

Plan Valenciano de Protección a la Salud: el miedo como política sanitaria
La creación del Plan Valenciano de Protección a la Salud hace un año no ha tenido ningún efecto para mejorar la atención sanitaria, solamente a generado más confusión entre el personal sanitario y las personas inmigrantes sobre su derecho a la atención sanitaria, a raíz de una deliberada falta de información desde los responsables sanitarios.

La principal consecuencia del Real Decreto y del  Plan Valenciano de Protección a la Salud creado por la Conselleria de Sanidad que es responsable directo de la protección de derecho a la salud; ha sido la autoexclusión de las personas inmigrantes de la atención sanitaria incluso en casos de enfermedades graves que ponen su vida en riesgo. El miedo a que una factura sanitaria impagada les impida regularizarse y tener la tarjeta de residencia les lleva a poner su vida en riesgo.

Con argumentos falsos sobre ahorro sanitario se ha puso en marcha una medida racista que vulnera los principios de no discriminación e igualdad de oportunidades de la Constitución, además del derecho a la asistencia sanitaria.

Ni un día más sin derecho a la salud: Salud universal, pública y gratuita
Este último domingo de agosto son muchas las personas que se acercaron para exigir, junto a las las más de 70 entidades sociales que formamos la  Mesa de Entidades en Solidaridad con los Inmigrantes y el  el Observatorio del Derecho a la Salud de la Comunidad Valenciana, la inmediata  eliminación de este Real Decreto inhumano y la indemnización a todas las personas a la que se ha vulnerado sus derechos fundamentales poniendo su vida en riesgo.

A través de Psicólogos Sin Fronteras

10658709_339203642916186_8319867042508920556_o

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exclusión, Inmigración, Sanidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s